martes, 17 de abril de 2007

El Estatuto llega al Congreso... (y nosotros también)

(Colaboración de Llara la Zamorana)

La mañana estaba radiante, con un sol y un calor digno de un día de Mayo. Pero estamos a 17 de Abril y la realidad es que hoy llegaba al Congreso de los Diputados el Estaputo del "diálogo y el consenso". En fin... Que se merecían un recibimiento en condiciones "nuestros" politicuchos, y dada la antelación (ayer) con que pudimos preparar la acogida, puedo decir que fue un éxito. (Curiosamente, sin noticias de Tierra Comunera). Los primeros afortunados en recibir nuestra "propaganda informativa" fueron los periodistas que, a las doce de la mañana, se agolpaban en la puerta para acreditarse y entrar a disfrutar del espectáculo. Todos se llevaron su pegatina de Autonomía Leonesa ¡¡YA!!, sorprendidos la mayoría de ellos, y otros que incluso te pedían una pegatina porque "a mi no me has dado". Incluso algún fotógrafo nos inmortalizó con nuestras banderas de León y de Zamora, foto que seguramente guardará para el recuerdo y no será publicada en ningún medio. La segunda tanda de llegadas al Congreso fue la de los políticos de Castiga a León en sus diversas variedades (diputados nacionales o regionales, del PP o del PSOE... todo tipo de depredadores). Entre ellos, y los veréis en las fotos, a destacar Tomás Villanueva, Ángel Villalba, o el mismísimo Herrera (que cuando iba a llegar se nos acercó el policía y nos dijo que teníamos que ir a la acera de enfrente pues esa era una zona de seguridad). Así que nos quedamos sin poder recibirle, con la ilusión que nos hacía poderle dar una cálida bienvenida... Así que desde la barrera del otro lado de la calle vimos llegar a Rajoy, Mª Teresa Fdez de la Vega e incluso a Zp, que entró en coche y no pudimos saludar tampoco. Eso sí, en la espera, cruzó hacia nosotros Llamazares, al que le obsequiamos con un cartel de la mani y una pegatina, lo mismo que pensábamos darle a José Blanco que, auque finalmente no cruzó la calle, sí nos estuvo mirando curioso y comentando con sus acompañantes algo sobre nosotros. Esperemos que le diga a su "jefe" que estaba el Comando Madrid allí luchando por el País Leonés... Sea como sea, nos vio. Igual que nos vieron y se quedaron con el cartel Martínez-Pujalte y López Garrido. La gente nos miraba con un interrogante en los ojos, quién sabe si pensando que veníamos a apoyar a los imperialistas castellanos... La gente nos miraba desde los coches cuando el semáforo se ponía en rojo, alguna señora "interesada" se llevó una pegatina -me la pondré- para que al menos pudiera informarse más de la causa. E incluso, cuando llevábamos las banderas en la cintura, desde un coche -creo que oficial- un conductor me llamaba: "¡Zamorana! ... ¡zamorana!..." Me di la vuelta asombrada: "Adiós paisana" creo que dije. Saludamos con una sonrisa en la boca, no sólo por aquél saludo cómplice en el exilio, sino por la satisfacción de la gran mañana de lucha por la tierrina en la diáspora madrileña. Que sea el primero de muchos recibimientos, que aún queda mucho por hacer y muchos por enterarse de que los leoneses no nos rendimos ante nada ni nadie.

1 comentario:

Llara dijo...

Qué pequeños grandes pasos estamos dando desde Madrid, eh farruquis... Pronto llega el domingo y a dar más caña.

Saludos zamoranos, jeje!

Llara

 
*/parche analytics */fin parche